Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Canal de YouTube Instagram Feed RSS de Noticias

Blog de Fit Factory

Tener agujetas no siempre significa trabajo bien hecho.

4 de junio de 2014 - 17:43 por Fit Factory

En Fitness como en tantas otras disciplinas, con frecuencia surgen mitos o falsas creencias en torno a diferentes temas como es el caso que analizamos hoy: las agujetas.

¿Es cierto que tener agujetas al día siguiente de haber hecho ejercicio es señal de que lo hemos hecho bien? Sí y no.

Algunos estaréis pensando, ¿Cómo que sí y no? Todo tiene su explicación:

Debemos tener en cuenta antes de entrar más en materia que hay varios motivos por los que se pueden tener agujetas. El primero de ellos es nuestra condición física, pues debemos tener en cuenta si nuestro cuerpo está habituado o no a realizar ejercicio físico. Si practicamos algún deporte o practicamos ejercicio con frecuencia, lo normal es no tener agujetas a no ser que decidamos cambiar de deporte o comenzar a ejercitar otros músculos que no estén tan entrenados. No cabe duda de que si se hace mucho tiempo que no hacemos ejercicio, las agujetas nos van a acompañar durante unos días.

Practicar ejercicio diario de manera adecuada sin aumentar la intensidad de nuestros ejercicios cada cierto tiempo no conlleva tener agujetas al día siguiente y sino ponte en el lugar de un atleta o deportista que debe entrenar a diario, e incluso varias veces al día ¿Tienen agujetas cada día?.

En las primeras etapas de preparación es normal que las experimenten debido a que su condición física es mucho menor de la que esperan alcanzar pero con el tiempo cada vez van siendo menores. ¿Realizan entonces un mal entrenamiento por no sentir agujetas? No, incluso en muchas ocasiones es muy probable que estén superando sus propios records.

Teniendo en cuenta nuestra condición física, sí hay ocasiones en las que tener agujetas significa que estamos haciendo bien nuestro entrenamiento. Supongamos por ejemplo que hacemos pesas en el gimnasio y al principio levantamos 3 kilos de peso, con el tiempo nuestro cuerpo se acostumbrará a ese peso y llegará un momento en el que notaremos que no avanzamos. Si ese día decidimos que es hora de avanzar e intentar levantar 5 kilos, nuestro cuerpo al día siguiente tendrá agujetas, ya que el ejercicio que hemos realizado ha sido un sobre esfuerzo al habitual y por tanto serán agujetas por haber realizado un buen trabajo. En días sucesivos y a medida que vayamos avanzando nuestro cuerpo se habituará y dejaremos de tener agujetas.

Sin embargo debemos prestar atención, ya que no siempre este dolor tras el entrenamiento significa haber realizado un buen trabajo en el gimnasio. A continuación analizamos dolores típicos de agujetas al realizar mal algunos ejercicios: Si al día siguiente de haber realizado abdominales tienes agujetas en el cuello, es un síntoma de que debes prestar atención y mejorar tu técnica. Suele ser un error común de principiantes flexionar en exceso el cuello al realizar abdominales.

El cuello es una zona muy débil y por tanto las agujetas en esa parte del cuerpo son muy molestas. Debemos procurar por tanto bloquear el cuello y mover sólo el tronco. Como recomendación en Físico sugerimos colocar las manos en el pecho y separar la barbilla del cuerpo evitando situar las manos en la nuca, pues por inercia empujaremos al cuello.

Si tras haber hecho press banca tienes agujetas en los hombros o en la espalda es que parte del ejercicio no lo has realizado como deberías. Un error bastante típico suele ser levantar más peso del que tu cuerpo está acostumbrado, de hecho si no puedes hacer bien más de dos o 3 repeticiones estás levantando más de lo que deberías. Aprende a coger bien el peso y a levantarlo con cuidado y si no estás seguro pregunta al instructor de sala para que te enseñe cómo hacerlo.

Tras finalizar una sesión de spinning sobre todo tras las primeras clases, hay personas que tienen agujetas en los pies, no nos referimos a las piernas, que sería lo normal sino a los pies y ese no es un dolor de agujetas por haber hecho bien la clase de spinning sino que se debe a una mala colocación de los pies, debes evitar que las puntas de los pies miren hacia debajo de manera que empujes siempre con el pie en horizontal.

 

Como hemos visto las agujetas pueden surgir tras un trabajo bien hecho pero también tras haberlo realizado mal, si no estás seguro de si lo estás haciendo bien o mal consulta con el instructor de sala para que te aconseje y así corregirlo. El principal problema de las agujetas en el entrenamiento es que como consecuencia rendimos mucho menos ya que nuestro rango de movimiento es menor y tenemos menos fuerza y potencia.

Recuerda que tan importante como el ejercicio que realices es el calentamiento previo y los estiramientos y descanso posteriores. Los estiramientos mejorarán la flexibilidad muscular y un buen descanso nos ayudará a recuperarnos. Ten en cuenta que si sigues sobreentrenando el músculo puedes acabar lesionado, por lo que si al día siguiente quieres entrenar con agujetas deberás hacerlo de manera más llevadera y no volviendo a forzar el músculo que de por sí está ya lastimado.

Volver al índice del blog


Consigue una semana gratis en Fit Factory

Redes sociales

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Canal de YouTube Instagram Feed RSS de Noticias
APP para Android APP para IOS Fit Factory
Carretera Ronda-El Burgo, Km 0 - RONDA 29.400 (Málaga)
Teléfono 952 87 83 32
Este sitio web usa cookies propias y de terceras empresas para su funcionamiento y para estadísticas. Si continúa navegando entendemos que las acepta. Más información - X