Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Canal de YouTube Instagram Feed RSS de Noticias

Consejos de Fit Factory

COMO AUMENTAR TUS NIVELES DE COLESTEROL BUENO

20/09/2017 por Fit Factory

COMO AUMENTAR TUS NIVELES DE COLESTEROL BUENO

Entre otras prácticas, el ejercicio y la dieta son actividades atractivas para un gran número de personas que quieren llegar a sus hogares y verse bien en el espejo. Sin embargo, estas y otras prácticas no solo traen beneficios externos al individuo. Por ejemplo, estas personas podrían no tomar en cuenta los increíbles cambios positivos en los niveles de colesterol bueno que trae llevar una vida saludable y activa.

Las Lipoproteínas de Alta Densidad son aliados imprescindibles en el gran objetivo de estar sano y disfrutar de la vida al máximo. Sigue estos pasos y mejora tus niveles de colesterol bueno, al mismo tiempo que reduces los riesgos que el colesterol malo trae para la salud.

 

COMO MEJORAR TU COLESTEROL BUENO:


1. ¡Conocer tus niveles de colesterol es la clave!.

El primer paso a seguir es tan simple como saber cuáles son tus valores de colesterol y si están o no dentro de los parámetros normales. Para ello, acude a tu centro médico más cercano y pide un perfíl lipídico. En este análisis, verás tres datos cruciales: el colesterol total, el colesterol bueno o por sus siglas en inglés HDL (High-Density Lipoprotein) y el colesterol malo o LDL (Low-Density Lipoprotein). Los valores considerados como estándar de colesterol total no deben pasar de 200 mg/dl y los de HDL deben circundar los 60 mg/dl.

 

2. Deshazte del colesterol malo.

En la vida, pocas tareas se resuelven sentado en un sillón. En efecto, mantener o mejorar tus niveles de colesterol dependen de tus actividades en el día a día, y el ejercicio o la mínima actividad física es crucial.

No hace falta horas de entrenamiento, es totalmente entendible que las condiciones de trabajo sean limitantes al momento de establecer una rutina. Sin embargo, esto no es impedimento alguno. Ya sea pasear a la mascota de la familia, caminar o andar en bicicleta hacia el trabajo o incluso durante el descanso de la tarde podrían servirte. Un mínimo esfuerzo físico que dure al menos 30 minutos será suficiente.

 

3. Controla tu peso.

La obesidad o un simple sobrepeso afecta negativamente los niveles de colesterol bueno y potencia el colesterol malo. Una manera sencilla de saber si se tiene un leve sobrepeso es con una medición de cadera y cintura. Con esto en cuenta, debes dividir la medida de tu cadera con la de tu cintura.

Si eres mujer, existe sobrepeso si la medida pasa de los 0.8 y si eres hombre, existe si pasa de 1.

 

4. Deja de fumar.

Si has adquirido el hábito de fumar, es momento de parar. Además de los incontables problemas que trae el tabaco, esta actividad también afecta los niveles de HDL en tu organismo.

El simple hecho de dejar de fumar es uno de los pasos más importantes y simples para prevenir problemas cardíacos.

 

5. Revisa y mejora tus hábitos alimenticios.

Una dieta llena de nutrientes y fibra mejora increíblemente los niveles de colesterol bueno y reduce los malos. De hecho, es una de las maneras más simples y efectivas para controlar el colesterol. También es otro motivo más para reducir o suprimir el consumo de alimentos muy calóricos, que contengan grasas trans o carbohidratos simples y optar por frutas o vegetales, alimentos llenos de nutrientes y fibra.

Específicamente para los niveles de colesterol, es recomendable el consumo de ácidos grasos como el Omega-3, que puedes encontrar en gran cantidad en el salmón, trucha o en frutos secos como en la almendra, el maní y en cereales como la avena.

 

6. Toma los medicamentos adecuados.

Bajo la seguridad crítica de un médico, la medicación puede facilitar esta meta cuando no parece ser suficiente seguir los pasos anteriores.

Si tienes alto riesgo de sufrir un ataque cardíaco o es necesario un rápido incremento del HDL, la medicación puede ser crucial. Las estatinas son los medicamentos generalmente recetados para bajar el colesterol a diferencia de los suplementos a base de niacina, que pueden causar efectos secundarios desagradables.

 

Conclusión:

Es indispensable comprender que el colesterol bueno es fundamental para una vida sana y plena. Conocer tus niveles de colesterol es el primer paso hacia la mejoría y en base a este cimiento, debes construir un estilo de vida activo, con actividad física de mínimo 30 minutos, medir tu peso y realizar un cambio en tu dieta orientándola hacia alimentos naturales, nutritivos y con altas cantidades de fibra.

Finalmente, si es necesaria la asistencia de un médico, los medicamentos prescritos por este pueden realmente marcar una diferencia en el camino hacia una mejor calidad de vida.

CONOCE 5 EJERCICIOS PARA LAS CERVICALES

30/01/2016 por Fit Factory

CONOCE 5 EJERCICIOS PARA LAS CERVICALES

Las cervicales son una de las partes más importantes de la columna vertebral y, por ende, es necesario prestarle la debida atención. El dolor de cervicales es tan común y por lo regular se debe al estrés, a una mala postura, o ciertas patologías. Existen ejercicios que ayudan a mejorar las molestias. Solo ten en cuenta que no es un entrenamiento directo, sino más bien implica otras zonas del cuerpo. La ventaja es que se pueden realizar en casa o el lugar que desees. Incluso ciertos deportes como la natación es beneficiosa para estos casos.

Flexión lateral

Inclina la cabeza hacia el lado izquierdo, como si se tocara la oreja con el hombro. Mantén la posición durante 5 segundos y regresa a la posición inicial. Repite el ejercicio con el otro lado y vuelve a la posición inicial.

Hombros

Siéntate en una silla y apoya la espalda totalmente recta en el respaldo. Sube los hombros lo más que puedas y mantén la posición durante 5 segundos. Al regresar a la posición inicial, baja los hombros de a poco, lo más que puedas. Repite toda la rutina.

Flexión con extensión

Inclina la cabeza hacia atrás, de manera lenta. Ahora fija la mirada en el techo durante 5 segundos. Regresa a la posición inicial y repite el entrenamiento pero con la cabeza hacia el suelo.

Mariposa

Recuéstate sobre una superficie plana y lleva las manos detrás de la cabeza. Mantén la posición durante 5 segundos. Después deja caer los brazos a los lados para intentar tocar el suelo con los codos.

Giros laterales

Siéntate y gira la cabeza hacia un lado. Mantén esa postura durante 5 segundos y vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio hacia el lado opuesto, regresa a la posición inicial.

Recuerda que la rutina de ejercicios para las cervicales debe realizarse de a poco, sin movimientos bruscos y con la supervisión de un profesional, ya que al tratarse de una parte especial puede sobrecargarse y causar más dolor. Además es conveniente llevarse a cabo el entrenamiento, ya sea sentado o acostado, según sea el caso para evitar el mareo.

ENTRENAR CON UN AMIGO NO SIEMPRE ES BUENO

31/10/2015 por Fit Factory

ENTRENAR CON UN AMIGO NO SIEMPRE ES BUENO

Cuando decidimos acudir al gimnasio o hacer ejercicio por primera vez, muchas veces recurrimos a algún amigo cercano o incluso a nuestra pareja para que nos acompañe, y es que hay que tener en cuenta que la mayoría de las veces nos da pereza y necesitamos ese pequeño empujoncito de otra persona que nos motive a ir en un momento dado. Seguro que cuando ya pilles el truco al gimnasio, estés a gusto con el ambiente y notes resultados ya no será necesario, puesto que tú mismo tendrás suficiente motivación para no querer perderte ni un día de entrenamiento.

 

Por lo general nuestros amigos o nuestra pareja se parecen mucho a nosotros, tenemos gustos o hobbies similares y conlleva a que en el terreno del ejercicio también seamos compatibles y compartamos el gusto por el deporte haciendo que las sesiones de entrenamiento sean más productivas, gracias como decíamos a la motivación que recibimos de la otra persona.

 

Pero no todo lo que reluce es oro y hay veces en las que la otra persona puede influir sobre nosotros de manera negativa, haciendo que avancemos más lentamente y que consigamos evolucionar más despacio o todo lo contrario, forzándonos al máximo con la posibilidad de poder lesionarnos. Por ello hoy vamos a analizar los pros y los contras de entrenar con amigos para que cada uno analice su situación y decida si eso está influyendo bien en su entrenamiento o no.

 

Pros de ir acompañado al gimnasio

 

Mayor motivación que si entrenas sólo. Si un día no nos apetece entrenar, esa persona estará ahí para animarnos a coger la bolsa e ir al gimnasio, al principio nos haremos los remolones, pero después decidiremos que ha sido una buena decisión hacerle caso. Y no sólo influirá en nosotros para ir al gimnasio, también será positivo para ir mejorando en ciertos ejercicios, y si no ¿Qué me dices de ese momento en el que no podemos levantar una mancuerna o una serie de barras más veces, y esa persona nos anima y ayuda a hacerlo una vez más? Sí, gracias a esa vez de más que nos “obliga” a hacer de vez en cuando, conseguiremos ir prosperando físicamente.

 

Si entrenamos junto a otra persona podemos compartir con ella nuestros logros o incluso los logros comunes en caso de que participemos en una competición como una carrera.

 

Si además nuestro compañero lleva más tiempo que nosotros yendo al gimnasio o haciendo ejercicio, nos podrá servir como base para decirnos qué tipo de ejercicios podemos hacer o incluso en algún momento puede corregirnos si no estamos manteniendo una postura correcta.

 

Sin embargo debemos tener cuidado y prestar mucha atención, porque aunque un amigo o pareja en algún momento nos sirva de motivación o ayuda, no debemos fiarnos 100% de lo que nos dice (a no ser que sea una persona muy bien preparada) porque para eso están en los gimnasios los instructores que nos ayudarán en cualquier momento a resolvernos todas las dudas que tengamos, no te de vergüenza preguntar todas tus inquietudes, pues te ayudarán y además te recomendarán qué es lo más apropiado para ti.

 

Y es que como íbamos diciendo, debemos huir de ese amigo o pareja que ya sea porque lleva más tiempo que nosotros y ve que un poquito le admiramos o porque ha visto, leído o buscado información en Internet o en cualquier sitio, cree tener las claves para que consigamos nuestros objetivos de manera adecuada.

 

Huye en cuanto puedas de este amigo/profesor ya que aunque sepa más que tú, tiene una experiencia y unos conocimientos muy bajos y es muy probable que te recomiende según lo que cree que te puede ir bien pero no sea así y por tanto, con el tiempo, no consigas los resultados que esperas y acabes desmotivado porque no notas mejoría.

 

Ten en cuenta que cada persona es distinta y que aunque pueda parecerlo vuestra forma física no será la misma, es decir, no podéis hacer los ejercicios al mismo nivel, ni podréis plantearos los mismos objetivos, máxime cuando seáis dos personas de sexo diferente, pues por lo general las mujeres quieren focalizarse en unas zonas y los hombres en otras. Si a ti te gustan las clases colectivas y a la otra persona la sala de máquinas ¿No os parece una mejor opción ir juntos al gimnasio pero entrenar por separado a tener que hacer lo que al otro le gusta pero a ti no?

 

Por último, olvídate de chiquilladas y evita la mala competitividad, vais al gimnasio para mejorar vuestra condición física, no para hacer competiciones que aunque parezcan divertidas pueden traer consecuencias como intentar levantar más peso del que eres capaz solo por superar a tu amigo. Ten cuidado, ¡puedes lesionarte!

 

Recuerda que entrenar con un amigo tiene su parte buena gracias a la cual conseguiréis motivación extra pero siempre prestando mucha atención a que las recomendaciones que te haga puedan no ser las mejor

EJERCICIOS PARA HOMBROS Y BRAZOS A PRUEBA DEL VERANO

01/06/2015 por Fit Factory

Los días se alargan, el sol brilla y ya hemos sacado del armario el traje de baño y demás indumentaria de verano, pero todavía hay tiempo para perfeccionar el entrenamiento y lograr una silueta aún más armoniosa.

Por eso ahora nos concentraremos en la tonificación de los hombros y los brazos, a veces descuidada por los programas de entrenamiento, y sin embargo esencial para mantener el buen estado físico.

Te ofrecemos aquí dos ejercicios sencillos con el fitball, para realizar todos los días sin problemas.

Para tener brazos fuertes y tonificados

El ejercicio básico para ejercitar los brazos es la flexión. El fitball es una variante que hace al ejercicio más completo, ya que añade:

- la inestabilidad del eje de trabajo, que obliga a un mayor esfuerzo para mantener el equilibrio;

- la mayor distancia de los brazos al suelo.

Ejecución

1. poner las piernas a la altura de los tobillos sobre la Ball y apoyar las manos en el suelo a la altura de los hombros, con el cuerpo hacia abajo. Mantener las piernas y el busto alineados con los brazos extendidos;
2. Flexionar los brazos acercando el pecho al suelo, inspirando;
3. Extender los brazos y regresar a la posición inicial, expirando.

La flexión se debe ejecutar de manera controlada, para obtener beneficios en ambas fases: la extensión (fase activa) y el retorno.
Si eres principiante, haz al menos 2-3 series de 8-12 flexiones.
Si ya estás entrenado, haz al menos 4-5 series de 10-15 flexiones.

Para mantener la salud de los hombros

Una ejercitación sencilla que activa la articulación de los hombros de manera segura y eficaz.

Ejecución

1. De pie, sostener el fitballl con los brazos. Llevar las manos adelante a la altura de los hombros con los pulgares hacia arriba y la palma de la mano bien abierta, manteniendo los codos apenas flexionados.
2. Desde esta posición, hacer rotar el fitball en sentido horario y antihorario sin desplazar las manos.
3. Girar hasta que las manos queden en línea perpendicular al suelo, y luego cambiar de sentido.

Realizar al menos 2-3 series de 15 rotaciones por lado.

AZÚCAR: EL VENENO EN TU COCINA

28/04/2015 por Fit Factory

AZÚCAR: EL VENENO EN TU COCINA

Un profesor mío decía siempre una frase (después descubrí que no era suya, pero demasiado tarde para no asociarla a él de por vida) que es: las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene una.  En cuanto a alimentación saludable esto también es así.  Hay unos mínimos en los que más o menos todas las corrientes de opinión serias estamos de acuerdo pero a partir de ahí, cada uno tira para un lado. Cada uno tiene sus argumentos, sus resultados concluyentes o ausencia de ellos de sus estudios, sus Mesías y expertos y sus referencias bibliográficas.  Además los estudios cambian.  Ayer las grasas eran el demonio y hoy no son tan malas.  Ayer la yema de huevo era el demonio y hoy no son tan malas.  No obstante, una de las cosas que tengo claras es que ayer, hoy y mañana, el azúcar sí es el demonio.  Todo el mundo sabe que en grandes cantidades tiene efectos devastadores en tu organismo.  Las pruebas que lo asocian a obesidad, diabetes, riesgo de enfermedad cardiovascular entre otras muchas enfermedades son numerosas e irrefutables: el azúcar nos va matando lenta y silenciosamente.  Los humanos tenemos predilección por el sabor dulce.  Esto es así, la Naturaleza sabiamente, nos hizo preferir este sabor por su escasez en la naturaleza, presente sobretodo en las frutas en su estado maduro.  De hecho, al pensar en alimentación saludable, las frutas es lo primero que viene a nuestra cabeza.  Pero el azúcar, el polvo blanco que tienes en la cocina, no es un alimento.  Como nos dice Luís García en su blog Cuidando con Cuidado, experto en nutrición y cocinero vegano:

 

Cuando ingerimos azúcar, entra de un modo tremendamente rápido al torrente sanguíneo [En oposición a otros carbohidratos] una cantidad brutal de moléculas de glucosa, estas son detectadas y el páncreas rápidamente segrega una cantidad grande de insulina para poder transportar a los órganos estas moléculas, a tal velocidad los órganos no son capaces de almacenar las moléculas de glucosa y las rechaza, una vez pasado por diferentes puntos, la insulina decide que algún sitio debe depositar la glucosa…El cuerpo es sabio y sabe que si no lo va a necesitar hoy, seguramente otro día si, y lo lleva a una gran puerta grande, muy cómoda y siempre disponible para ser almacenado; es la puerta de las GRASAS. Es decir ese azúcar no utilizado es almacenado en forma de grasa, de ahí que en cualquier dieta se elimine el azúcar.  Hasta aquí parecería algo inofensivo, no sería más que una sustancia que engorda, pero va más allá: Una vez que ha ocurrido este proceso, se ha producido un pico de insulina, que ha estado por encima de lo normal, tras esta subida, cae en picado para alcanzar la hipoglucemia, y si el cuerpo tiene poca glucosa pide más, es decir, tiene necesidad de tomar mas glucosa. Es exactamente el mismo proceso que sufrimos cuando estamos bajo los efectos de cualquier droga adictiva, una vez pasados los efectos, el cuerpo pide más.”

El azúcar es omnipresenteEfectivamente los estudios demuestran que la adicción al azúcar, es una realidad.  Como también lo es en otros como las patatas fritas.  Esa famosa frase “soy adicto al azúcar”, no es una mera forma de hablar y nuestro organismo siente mono de azúcar.  El azúcar tiene un efecto tóxico muy parecido al del alcohol en nuestro hígado.  Y no te equivoques, no hace falta tener sobrepeso para sufrir estos efectos, pues las personas delgadas corren riesgos idénticos en este sentido.  El problema es que el azúcar se encuentra en cantidades inmensas en casi todos los productos procesados que consumimos.  Desde el tómate frito, hasta el pan, pasando por casi todos los alimentos “libres de grasas”.  Si habitualmente utilizamos muchos alimentos procesados, aunque no pongamos ni una cucharada de azúcar a nuestro café, lo más fácil es que estemos consumiendo demasiada azúcar.

Este deseo por lo dulce fue descubierto por la industria y desde ese momento hemos sido tratados como títeres de sus deseos de venta. Si alguien quiere que su producto alimenticio sea un éxito de mercado, no tiene mas que hacerlo de un sabor que atraiga al consumidor, ¿y como conseguirlo? ¡CON AZÚCAR!  El azúcar ha sido introducido en la totalidad e los productos que comemos actualmente y sorprendentemente cuanto tomamos azúcar no sólo nos gusta sino que se crea una adicción comparable a cualquier droga dura… La industria alimentaria por tanto, ha conseguido un producto que no sólo hace que sus alimentos estén buenos sino que además consiguen que repitamos la compra.  Pero ojo: todas las drogas tiene efectos secundarios.”

Comemos alrededor de 500 calorías extra POR DÍA, aportadas por el azúcar.  Por supuesto que nuestro cuerpo necesita azúcares simples y complejos para producir energía, pero a pesar de su nombre, azúcares, no es ese azúcar el que necesitamos.

 

Así que ya lo sabes:  elimina el azúcar de mesa de tu vida, huye tanto como puedas de los alimentos procesados y en cualquier caso, fíjate siempre en los ingredientes y elige los que no tengan azúcar, jarabes como el de maíz y otras basuras parecidas si eres capaz de encontrarlos.

En mesa te recomiendo que te acostumbres a tomar tus cafés, infusiones y demás sin nada y así además descubrirás los sabores reales de los alimentos.  Pero si te empeñas, como sustituto razonable puedes utilizar stevia, fructosa o panela.  Pero cuidado con estos dos últimos que aunque no son el mismo veneno, siguen teniendo un alto contenido calórico.

Las sacarinas, aspartamos y demás edulcorantes artificiales NO son una opción.  Mejor tomar azúcar que sacarina, aunque engorde.

CONSIGUE QUE TU ENTRENAMIENTO SEA AMENO Y DIVERTIDO

10/04/2015 por Fit Factory

CONSIGUE QUE TU ENTRENAMIENTO SEA AMENO Y DIVERTIDO

Entrenar no tiene por qué ser un martirio. Por eso te proponemos en este artículo seis formas de divertirte en FIT FACTORY mientras sudas la gota gorda.

Ejercitarse para activar el metabolismo, renovar el estado de ánimo, mejorar el sistema inmune, ayudar a conciliar el sueño, aumentar el flujo de oxígeno al cerebro y eliminar esos kilos de más o mantenerse en el peso ideal no es tarea fácil, pero tampoco tiene que ser una actividad aburrida y rutinaria.

Para evitar que tu visita al gimnasio se vuelva pesada, te ofrecemos aquí algunas sugerencias que podrán serte útiles mientras pones a bombear tu corazón.

1. Busca en el horario las clases dirigidas para que tu experiencia sea más llevadera.

2. Aprovecha los televisores de la sala de fitness: Puedes hacer ejercicios mientras disfrutas de tu programa favorito, así el tiempo que dedicas a tu entrenamiento pasará más rápido.

3. Lleva tu propia música y enchúfate, ya que la melodía te animará y ayudará a activarte.

4. No vayas solo o sola. No está de más tener buena compañía, así que puedes asistir junto a algún amigo o amiga para que os deis apoyo mutuo.

5. Varía tu rutina. Si vas cambiando y combinando tus entrenamientos, el día a día te resultará menos duro.

6.Te asfixia estar entre cuatro paredes?. No importa. Puedes practicar actividades al aire libre como el running, o practicar el senderismo en grupo apuntándote a cualquiera de las salidas programadas de nuestro Club Outdoor.

Ya no tienes excusas… comienza a entrenar hoy mismo!!!

¿QUÉ LE OCURRE A TU CUERPO CUANDO TE SALTAS UNA COMIDA?

25/03/2015 por Fit Factory

¿QUÉ LE OCURRE A TU CUERPO CUANDO TE SALTAS UNA COMIDA?

En ocasiones nos dejamos llevar por falsos mitos en cuanto a alimentación o ejercicio sin darnos cuenta de las consecuencias que nos pueden causar ya sea debido a una equivocación o a la contradicción de opiniones que encontramos sobre ese tema, sintiéndonos por tanto atraídos a probarlo para ver si en nuestro caso los resultados son positivos.

Muchas son las cosas que se dicen sobre las dietas, sobre todo hoy en día con la “ayuda” de Internet en el que encontramos un laberinto de noticias entorno a dietas milagro o falsos trucos para adelgazar de manera rápida y fácil.

Para bajar de peso y aunque pueda parecer contradictorio, es muy importante no saltarse ninguna comida.

 

Solemos pensar que si nos saltamos una comida podemos adelgazar más ya que estamos consumiendo menos calorías, pero lo cierto es que no es esto lo que ocurre. Cuando dejamos un gran espacio de tiempo entre comida y comida nuestro cuerpo se vuelve ahorrativo.  El cerebro no sabe si este ayuno durará unas horas o varias, por lo que toma unas medidas estrictas y crea un almacén de reserva de energía. De este modo, toda la comida que se ingiera después de esas horas el cuerpo la tomará como excedente y se desviará a este almacén de reserva, ya que el cuerpo cree que no necesita esa ingesta de alimentos.

Si un día tras otro nos saltamos las comidas, este almacén de reserva formado por grasa será cada vez más y más grande, y la persona aumentará de peso considerablemente a medida que el almacén esté más lleno.

Más allá de las tres comidas básicas es recomendable hacer cinco comidas al día de forma que el organismo tenga en todo momento energía y no sea necesario almacenarla.

A continuación analizamos lo que ocurre en nuestro cuerpo cuando nos saltamos una comida:

Cambios hormonales
Cuando nos saltamos una comida los niveles de insulina suben de manera inesperada y baja el azúcar en la sangre afectando a nuestro desempeño físico. Además la cortisona se eleva, aumenta sus niveles y nos conduce a un aumento  de peso.

Cansancio
Cuando nos saltamos una comida nuestro metabolismo se ralentiza, se hace más lento y no tenemos la energía suficiente para continuar con nuestro día a día.

Antojos
Después de saltarnos una comida nuestro cuerpo comienza a tener hambre y desear alimentos poco saludables. Hay que tener en cuenta como decíamos antes que al saltarnos la comida baja el azúcar en sangre, y son precisamente esos alimentos ricos en azúcares los que el cuerpo nos va a demandar. Como consecuencia te has saltado una comida pero después has ingerido alimentos ricos en azúcares que no deberías tomar si estás haciendo una dieta.

Aumento de peso
Como comentábamos anteriormente, el cuerpo se prepara para recibir comida durante una media de 5 comidas al día, cuando en una de las tomas no ingiere nada, el cuerpo crea un almacén de energía al que van a parar todos los alimentos que consumamos en las horas posteriores y por tanto aumentaremos de peso.

Para bajar de peso hay que mantener una dieta equilibrada y acompañarla de ejercicio físico para lo cual puede ser necesario ponerse en manos de un médico especialista o de un profesional que nos guíe en qué ejercicio será mejor para nosotros y para los objetivos que queremos cumplir, no hagas caso a todo lo que se escribe en Internet, pues está lleno de contradicciones.

MOTIVACIÓN PARA NO ABANDONAR EL EJERCICIO

14/03/2015 por Fit Factory

MOTIVACIÓN PARA NO ABANDONAR EL EJERCICIO

Estamos llegando a ese momento.  Ese momento al que llegas todos los años.  Has entrenado tres o cuatro semanas pero ya estás empezando a perder fuelle.  Aún no vas a abandonar, sabes bien que del subidón de motivación con el que empezaste, aún te queda para tirar al menos una o dos semanas más.

Detente.  No de los pies, sino de la cabeza.  Es justo en este momento cuando aún puedes mantener el control porque tu cabeza aún no se ha rendido.  Controla tu pensamiento,controla tu motivación y controlarás tu destino. Eres mucho más fuerte de lo que te permites ser.

 

Cierra los ojos.  En cuanto termines de leer este párrafo, cierra los ojos sólo 10 o 15 segundos.  Si lo estás disfrutando, sigue hasta que te apetezca.  Después de cerrarlos, imagínate dentro de un año si no abandonas el ejercicio.  Imagina tu cuerpo después de un año de entrenamiento en serio.  Imagínate con esos vaqueros que aún no has tirado porque confías en volver a entrar en ellos.  Imagínate subiendo las escaleras hasta tu casa corriendo porque te apetece.  Sí, eso puede llegar a apetecer.  Imagina que lo haces sin perder el aliento.  Imagínate entrar en tu oficina y que la gente se de la vuelta cuando pasas; imagina los conductores en los coches girando su cuello al verte pasar. Disfrútalo por un momento y cuando estés preparado/a abre los ojos y continúa leyendo.

¿Sabes lo que tardamos las personas en crear un hábito? Una media de 66 días.  Los hay que tardan 20 días y los hay que tardan 100, pero la media es de 66 días.  Eso quiere decir que de media, sólo tienes que obligarte y sacar la motivación de debajo de las piedras, durante un período de unos 2-3 meses.  El resto del tiempo, no será un esfuerzo: será un hábito de vida que simplemente habrás incorporado y harás sin pensar. No me digas que no eres capaz de encontrar la fuerza de voluntad para ir 3 meses al gimnasio, has hecho cosas mucho más difíciles.  Piénsalo: tu objetivo deben ser los 3 meses, nada más. Luego tu cuerpo dirá qué quiere hacer.

Primero formamos los hábitos.  Luego los hábitos nos forman a nosotros.

Cuanto más te esfuerzas, cuanto más sudor has invertido en lo que quieres, más difícil es rendirte. Eso quiere decir que cada día que vas a entrenar, no sólo vas a entrenar: has hecho que el día siguiente sea un poco más fácil ir.  Así cada día que vas es como un fondo de inversión de salud: cada día que inviertes, te da intereses para el futuro.

Somos lo que hacemos cada día, de modo que la excelencia no es un acto sino un hábito.

Un entrenamiento no es sólo un entrenamiento físico.  Es un triunfo personal sobre la pereza y la procrastinación.  ¡Leñe!  ¡Cada entrenamiento te hace mejor persona!  Piénsalo por un momento.  En lugar de venderte a ti mismo/a la idea de que no puedes, no tienes tiempo o lo que sea y comprarla aceptando excusas para no ser como quieres, te estás plantando y diciendo “¡No! ¡Yo necesito hacerlo! ¡Yo quiero hacerlo!”.  Estás luchando por lo que quieres, estás sentando un precedente en tu cabeza y en tu comportamiento.  Es el comienzo de un nuevo tú, que lucha por lo que de verdad quieres.

No es aptitud sino actitud lo que determina tu altitud.

¿Sabes qué?  Hoy deberías entrenar más duro. Sí.  Tanto tú como yo sabemos, que el último par de entrenamientos ya te los estás tomando menos en serio.  Vas al gimnasio, sí, pero remoloneas, bajas la intensidad en los ejercicios…  Hoy no.  Hoy ve allí y dalo todo.  Quiero que mañana tengas agujetas de las que cuesta levantar los brazos.  De las que cuesta bajar escaleras.  Pero mañana cuando las tengas, no las sufras: disfrútalas.  Sí, ya sé que es dolor.  Pero es un dolor que te recuerda que has hecho algo muy importante por ti.  Es un dolor ligero con un mensaje profundo: tú has cumplido tu propósito. Las agujetas es tu cuerpo transformándose en el cuerpo que deseas, no reniegues de ellas.  Abrázalas.  Búscalas.

Mañana ¿qué quieres tener? ¿Agujetas o remordimientos?  Nadie nunca ha entrenado y se ha arrepentido.  nadie nunca ha salido a correr y al volver a pensado “debería haberme quedado en el sofá”.  Nadie nunca ha escalado una montaña y al llegar a la cima ha dicho “que pena no haberme quedado en casa”.  El único entrenamiento del que te arrepientes es del que no has hecho.

Claro que es difícil.  Se supone que tiene que ser difícil.  Si fuera fácil, todo el mundo lo haría.  Que sea difícil es lo que lo hace tan grande.  Nadie te dijo que sería fácil.  Lo que te dijimos, lo que te digo, es que valdrá la pena.  Pero cada vez que dudes piensa lo siguiente:

Estás a un entrenamiento de distancia, de ponerte de buen humor.  De sentir el orgullo apoderándose de tu espíritu.  De ser el amo de tu destino y capitán de tu alma.

En Fit Factory te motivamos, ¡Vamos!

EMBARAZO Y GIMNASIO, ¿ES RECOMENDABLE?

06/03/2015 por Fit Factory

EMBARAZO Y GIMNASIO, ¿ES RECOMENDABLE?

Todo el mundo sabe que hacer ejercicio es importante en todas las épocas de la vida, siempre y cuando se realice la actividad apropiada para cada edad y adaptada a las necesidades de cada uno. En el caso de las mujeres embarazadas muchas veces existe la falsa creencia de que no deben hacer ejercicio físico y sobre todo no deben ir al gimnasio, incluso muchas veces una chica embarazada en el gym llama la atención del resto de personas que allí se encuentran, pues piensan que no es apropiado.

Lo cierto es que a no ser que existan algunas causas como los embarazos de riesgo, no hay ninguna contraindicación para dejar de asistir siempre y cuando se haga de manera moderada y siguiendo las indicaciones de un entrenador, el cual adaptará la rutina de ejercicios a esta nueva situación.

 

Es importante que antes de seguir acudiendo al gimnasio se ponga esto en conocimiento del médico, quien deberá conocer el tipo de actividad que está acostumbrada a realizar y según su estado de salud, edad, si es primeriza o no, etc. le recomendará cómo actuar, aunque no es recomendable realizar ejercicio durante los tres primeros meses de embarazo.

En caso de que el médico considere que esta todo en buenas condiciones, no sólo podemos realizar ejercicio durante el embarazo, sino que además es conveniente de cara a preparar nuestro cuerpo para el momento del parto.

Beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo

  • Reduce el malestar relacionado con el embarazo como el aumento de peso y de volumen, evita la retención de líquidos y el hinchazón que estos producen e impide la pesadez en las piernas que se origina en el último trimestre.
  • Ayuda al cuerpo a prepararse para el parto y acelera la recuperación física tras este, recuperando el peso anterior al embarazo más fácilmente. El parto será más cómodo si los músculos son fuertes y el corazón está en buen estado. Además, el control de la respiración también puede ayudarla a enfrentar el dolor.
  • Evita el exceso de peso, las mujeres embarazadas que practican ejercicio ganan menos kilos durante el embarazo.
  • Mejora la postura corporal y previene dolores lumbares.
  • Aumenta los niveles de energía, flexibilidad y bienestar y evita el insomnio que se padece durante el último trimestre. El ejercicio te ayudará a gastar la energía que te sobre y te cansará lo suficiente para que logres relajarte y dormir como un bebé.

Asi que si estás embarazada, no dudes en venir a Fit Factory y hacer un poco de ejercicio que no sólo te beneficiará a ti sino también al bebé. Una vez que tu médico haya aprobado que acudas al gimnasio y hagas algo de ejercicio, nuestros monitores estarán encantados de realizarte un plan de rutinas apropiado a tu situación. Además, actividades como yoga, pilates o natación premamá son buenos ejercicios para esos meses de gestación.

¡Disfruta del ejercicio durante el embarazo!

FUERZA Y CONTROL POSTURAL

26/02/2015 por Fit Factory

FUERZA Y CONTROL POSTURAL

En ocasiones cometemos el error de querer correr y avanzar demasiado deprisa en nuestro entrenamiento. Nos pueden las ganas de conseguir un objetivo y no nos paramos a pensar en el camino recorrido hasta llegar a él. Vemos un ejercicio y ya, sin más, queremos realizarlo.  Es aquí cuando pensamos que no somos capaces de hacerlo y no es así.  Simplemente no estamos preparados…..aún.

Hoy lo vamos a enfocar al trabajo relacionado con el control postural.

Para trabajar este tipo de ejercicios es indudable que hace falta tener ciertas cualidades. Tendremos que trabajar el equilibrio, la estabilidad, el dominio en la ejecución y por supuesto la fuerza. Pero la fuerza correcta, no la fuerza bruta. Y resulta que ESTAS SON CUALIDADES QUE TODOS, EN MAYOR O MENOR MEDIDA, PERO TODOS, TENEMOS.

Creo, que cuando queremos ejecutar este tipo de ejercicios, deberíamos plantearnos que la manera correcta de hacerlo es a medio plazo.  Puede parecer un poco aburrido, pero en realidad el entrenamiento no deja de ser un aprendizaje, con sus tiempos y sus medidas.

Es fundamental trabajar la base y dominarla. Dominar un trabajo antes de pasar al siguiente. Montar tu castillo con unos buenos CIMIENTOS que te permitan llegar hasta el cielo. Con esto no quiero decir que no pruebes cosas nuevas. Todo lo contrario, prueba, plantéate desafíos, disfruta, pero no dejes de trabajar la base y con una buena técnica. Nunca sobra.

Es entonces cuando se abren las posibilidades. Escuchas tu cuerpo, lo conoces, lo controlas y sabes de lo que es capaz. Estudias un ejercicio y lo trabajas.

Es entonces cuando te das cuenta de que las posibilidades son enormes.

Es entonces cuando disfrutas de verdad lo que haces.

Es entonces cuando, llegues donde llegues, si cada día haces un poco más que el anterior, estarás orgulloso y satisfecho. Estará bien hecho.

Si quieres entrenar y probar nuevas sensaciones, controlar lo que haces, realizar ejercicios que pensabas imposibles para ti, pásate por Fit Factory Fitness Center y hablamos.

Página 12345

Consigue una semana gratis en Fit Factory

Redes sociales

Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Canal de YouTube Instagram Feed RSS de Noticias
Fit Factory
Carretera Ronda-El Burgo, Km 0 - RONDA 29.400 (Málaga)
Teléfono 952 87 83 32
Este sitio web usa cookies propias y de terceras empresas para su funcionamiento y para estadísticas. Si continúa navegando entendemos que las acepta. Más información - X